Clara Roquet

ENTREVISTA CON CLARA ROQUET

Clara Roquet (Vic, Barcelona, 1988) es una joven guionista y directora. Su primer guion «S.L. Familia» ganó el Premio Especial del Jurado en el VIII premio de guión SGAE Julio Alejandro. Su segundo guion, «10.000 km», coescrito con el director Carlos Marques-Marcet, se convirtió en el ganador del Festival de Málaga y del Goya al mejor director novel. La película se estrenó en más de quince territorios y ganó múltiples premios en festivales como SXSW o Seattle, incluidos los premios de guion, la Biznaga de plata a Mejor Guionista Novel y el premio Gaudí de la Academia del Cine Catalán al Mejor Guion. También ha coescrito «Petra», dirigida por Jaime Rosales y estrenada en al Quinzaine des Réalisateurs de Cannes. Gracias a una beca de La Caixa, Roquet ha estudiado un Máster de Cine en la Universidad de Columbia de Nueva York. En 2017 dio el salto a la dirección con el cortometraje «El adiós», ganador de la Espiga de Oro en la SEMINCI y nominado a los premios de la Academia Europea. «El adiós» se estrenó en el festival Internacional de Toronto y ganó el premio Gaudí de la Academia del Cine Catalán a Mejor Cortometraje, el BAFTA de estudiantes y el premio del jurado de la Directors Guild of America. «Les bones nenes», premio Proyecto Corto Movistar Plus, es su segundo cortometraje como directora. Actualmente está finalizando su primer largometraje, «Libertad», una coproducción entre Lastor Media y Avalon.

¿Te sentiste preparada para trabajar en el mundo audiovisual al terminar la carrera?

La verdad es que no, porque estudié Comunicación Audiovisual y no nos preparaba mucho para dirigir o escribir. Teníamos pocas asignaturas y muchas de otras cosas, fui y me apunté, aunque no es una Escuela de Cine. Después aprendí trabajando, y me fui a la Film School en Estados Unidos, en Columbia. Ahí sí, era muy orientador dirigir y escribir y aprendí mucho, me sentía más preparada. Al final esto es como todo, aprendes haciéndolo y no te lo pueden enseñar en ninguna universidad, lo aprendes en el set y escribiendo.

Con respecto al tema concreto del apoyo a las mujeres cineastas, ¿cómo percibes tú la actual situación del cine español hecho por mujeres – a nivel de formación, acceso al trabajo, acceso a la financiación y redes de colaboración?

Creo que es un gran momento para mujeres cineastas. Lo estaba pensando después de ver que los últimos años han ido ganando películas dirigidas y escritas por mujeres, en Málaga, y en otros sitios, pero esto no se debe tanto al apoyo como a que realmente hay muchas mujeres saliendo de las universidades y que a nivel de formación estamos muy bien. El problema es el acceso a la financiación: tienen que empezar a ponerse duras con las cuotas, es muy importante porque aún hay mucha desigualdad. Pero salen mujeres muy preparadas de la universidad, de hecho las aulas están llenas de mujeres y, al final, algunas logran llegar. Pero no es porque lo pongan fácil.

¿Has sentido en algún momento que tu entrada en la industria del cine se hace más difícil por el hecho de ser mujer? Esto es, ¿te has sentido alguna vez discriminada por ser mujer?

La verdad es que he tenido mucha suerte y no me he sentido nunca discriminada por ser mujer, estaba siempre en un entorno que me ha hecho sentir muy segura, en Lastor Media y Avalón que es gente que quiere a mujeres dirigiendo. Pero creo que mi experiencia es muy única, la mayoría de la mujeres sí se han sentido discriminadas alguna vez, pero en mi caso no ha sido así.

¿Es la conciliación familiar entre tu vida personal y profesional un asunto que te preocupe? ¿Ves al respecto alguna diferencia con tus colegas de profesión varones?

Sobre el tema de la conciliación, yo ahora mismo no tengo hijos, pero sí tengo pareja y, la verdad, es difícil, cuando, por ejemplo, tienes que irte a México a rodar una serie. Es algo que, con hijos no sé si podría o si querría hacer. Por eso, sí, me da miedo tener hijos en esta industria y sí, creo que hay mucha diferencia con los hombres. Desgraciadamente, es aún mucho más normal que las mujeres se queden en casa cuidando a los niños y los hombres se vayan. Nunca le preguntan a un hombre qué ha hecho con los niños, cuando se va a rodar fuera, pero en cambio sí es una pregunta que les hacen a las mujeres. Sobre este tema, creo que es muy, muy, muy importante que se empiecen a tomar medidas, porque es algo que echa mucho para atrás a muchas mujeres a la hora de dirigir.

Según tú ¿qué medidas ayudarían a las mujeres para entrar en la industria cinematográfica española? ¿Qué les recomendarías para ‘meter la nariz’ en el mundo del cine?

Creo que las cuotas que se están proponiendo hasta que se alcance la igualdad ayudarían mucho. Luego, también, se necesita tener más mujeres en los comités de selección, porque no las hay. Y trabajar mucho para que las chicas que están en la universidad tengan acceso a estos medios. Esto es lo más importante. Una recomendación es trabajar mucho, quererlo mucho y no achicarse por el hecho de ser mujer, sino sacar pecho y presentar las ideas con seguridad. Muchas veces las mujeres presentamos nuestras ideas con menos seguridad. Un hombre puede tener una idea menos preparada y presentarla con mucha confianza, y una mujer, en cambio, necesita tenerla muy preparada. Es como decir, aquí estoy yo.